Un hombre ha visitado su amigo pez bajo el agua por 25 años

La amistad entre un buceador y un pez:

Bajo la superficie de la bahía de Tateyama, Japón, se encuentra un santuario sagrado llamado Shinto, pero además de ser un lugar de importancia espiritual, el sitio bajo el agua es también el punto de encuentro de una particular amistad entre un hombre y un pez.

Durante más de dos décadas, el buzo local llamado Hiroyuki Arakawa ha sido el encargado de la supervisión del lugar, así como de guiar a otras personas que deseen visitar el sitio sagrado. Esto le ha permitido relacionarse muy bien con algunos animales marinos locales que viven en la zona - pero de manera especial ha llegado a estrechar su afecto con un amigable Semicossyphus Reticulatus, una especie de pez hermafrodita llamado Yoriko.


En el transcurso de 25 años, la pareja ha forjado un lazo increíble basado en la confianza y el respeto, y tal vez el testimonio más dulce de su amistad se puede ver en la costumbre del señor Hiroyuki de saludar a Yoriko con un beso. Algunos detalles como comida hacen parte también de sus encuentros. 


A pesar de que los peces no son considerados criaturas de sensaciones, un estudio reciente encontró que estos animales son más inteligentes y más sociables de lo que se creía - y solo hay que mirar la relación de un cuarto de siglo entre Hiroyuki y Yoriko para comprobarlo.

En video:


Video: 波左間海中公園

Por Descubre tu Mundo

Descubre también:

LO + LEÍDO ESTA SEMANA:

Midnight Planétarium Poetic: un reloj planetario de lujo

Eurotúnel qué es y cómo funciona | todos los datos

Pingüinos de color café (marrón) y ¿peludos?