Extravagancias, lujos y rarezas de Dubái | Galería


La pujante Dubái es reconocida por su rápido y masivo crecimiento económico, alimentado por las ganancias petroleras del pasado, y por el buen manejo del comercio, los negocios y las obras de infraestructura del presente. 

El rápido desarrollo de la entidad autónoma en un corto periodo de tiempo, ha permitido el surgimiento de una serie de lujos y extravagancias que se ven ostentadas de manera muy particular, incluso con un toque odioso para muchos, son fáciles de apreciar en casi cualquier lugar de los Emiratos Árabes Unidos, país al que pertenece Dubái.

A continuación, algunas curiosidades y extravagancias de Dubái:

4 El oro como uno de los mayores símbolos de la riqueza, adquiere protagonismo en las calles y diferentes lugares de la ciudad: 

 Autos de lujo enchapados en oro

Baños y otros elementos de uso común elaborados en oro macizo


Diferentes objetos hechos en oro se venden en las distintas tiendas, un celular cubierto del metal precioso es de hecho un accesorio tecnológico muy común.


El súper lujoso hotel Burj Al Arab ofrece iPads elaboradas en oro de manera gratuita a sus clientes, con el fin de que se ubiquen de manera fácil dentro de sus instalaciones y alrededor de la ciudad.


Cajeros automáticos que ofrecen barras de oro
 al instante se pueden encontrar en algunos puntos estratégicos de Dubái.



3 El transporte no es precisamente la excepción humilde de Dubái, en donde incluso se pagan millones por un camello; y los autos de lujo no solamente vienen enchapados en oro, sino que poseen formas extrañas. 

Por su parte, la policía y sus patrullas Lamborghinis colaboran con la ostentación desmedida: 











2 ➡ Las mascotas exóticas se han ganado un lugar muy especial entre las familias millonarias de los Emiratos Árabes Unidos: tigres, jaguares, leones y otra serie de animales salvajes no parecen haber sido alguna vez de la selva, sino de la ciudad; muchos de ellos son criados desde pequeños en las lujosas mansiones:









1 Si bien nuestras excentricidades del primer lugar aportan más al desarrollo que a la ostentación, las gigantescas obras de infraestructura son la cúspide de las extravagancias de Dubái. Se destacan numerosas construcciones como el Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo en la actualidad, o las increíbles islas artificiales que cada año le ganan terreno al mar:
 

LO + LEÍDO ESTA SEMANA:

Eurotúnel qué es y cómo funciona | todos los datos

Midnight Planétarium Poetic: un reloj planetario de lujo

Pingüinos de color café (marrón) y ¿peludos?