miércoles, 6 de noviembre de 2013

Si su mascota se pierde cuando la sacas, una nueva aplicación le ayudará a econtrarla


Recuperar a su mascota despúes de haberla perdido se ha hecho más posible con algunas ayudas tecnológicas de la actualidad, hay desde collares inteligentes, que pueden detectar la ubicación y movimiento del animal, hasta otros más polémicos, como un control remoto para pasear perros desde una computadora.

Mientras que algunas de las propuestas llevan a perder cierto contacto natural con las mascotas -como Petcube, un dispositivo para interactuar con perros o gatos desde la distancia, o iFetch, aparato que les permite jugar por su cuenta-, otras pueden representar una verdadera ayuda para su seguridad y bienestar. Tal es el caso de PiP, una nueva aplicación para teléfonos inteligentes que a través de un sistema de reconocimiento facial puede volver a unir a mascotas perdidas con sus dueños.

Cómo funciona:

Utilizar PiP es muy sencillo: luego de descargar la aplicación -por la que se abonan mensualmente 1,59 dólares-, hace falta inscribirse y subir una fotografía del rostro del animal que se quiera cuidar. Si la mascota se pierde se da aviso al sistema, que inmediatamente envía alertas a redes sociales, clínicas veterinarias, refugios de animales, autoridades locales competentes y otros suscriptores que estén dentro de un radio de 25 kilómetros.

Si, por el contrario, el usuario encuentra en la calle a una mascota perdida, debe colaborar tomándole una fotografía y reportándola al sistema, que a través del reconocimiento facial buscará al perro o gato en su base de datos. Lo interesante es que para quienes sólo buscan reportar mascotas encontradas, el servicio es totalmente gratis.



La idea de PiP surgió en Vancouver, Canadá, cuando Philip Rooyakkers se sintió conmovido por un perro perdido que, aunque fue adoptado en menos de 48 horas, estaba triste por no estar con sus verdaderos dueños. Teniendo en cuenta que, según la American Human Society, se pierden por año unos 3,8 millones de animales domésticos y un 90 por ciento de ellos no se vuelven a reunir con sus familias, Rooyakkers trabajó junto a expertos en tecnología para desarrollar este sistema. 


PiP no sólo promete ser mucho más eficiente que los medios de localización actuales -los microchips, por ejemplo, pueden caerse y enviar datos erróneos-, sino que además podría ser utilizado para una mayor cantidad de mascotas.

De acuerdo a sus creadores, el sistema es sumamente preciso y supera en un 98 por ciento las pruebas de reconocimiento facial. Esto se debe en gran parte a que, a diferencia de los humanos, estos animales tienen rostros menos estándar: la ubicación de sus ojos, nariz y boca puede variar increíblemente, permitiendo una mejor identificación.

Enlace de la aplicación: PiP

No hay comentarios: