domingo, 7 de abril de 2013

NEOShield intenta evitar impactos de asteroides y cuerpos celestes con la Tierra


Las colisiones de asteroides y cometas con la Tierra han ocurrido con frecuencia en la historia geológica y han alterado el curso evolutivo de la vida, no hay razón por la que no debe seguir para golpear a la Tierra a intervalos irregulares e impredecibles en el futuro. Miles de objetos cercanos a la Tierra (NEOs), principalmente de asteroides, se han descubierto en los últimos 20 años y la realidad del peligro de impacto se ha dejado al descubierto. ¿Podemos proteger nuestra civilización desde el gran impacto que viene?

La noticia sorprendió al mundo. El 15 de febrero pasado cayeron fragmentos de un meteorito en las localidades rusas de Chelyabinsk, Sverdlovsk y Tyumen, causando más de mil heridos e importantes daños materiales. Opacado por este impredecible suceso, ese mismo día el asteroide 2012 DA14 pasó a tan sólo 27.860 kilómetros de la Tierra, la distancia más corta conocida hasta el momento.

Estos fenómenos despertaron el interés de la población, que hoy más que nunca se pregunta si existe la posibilidad de prevenir un impacto devastador. Probablemente, buscar la respuesta remonte a películas de ciencia ficción como la reconocida Armageddon, pero lo cierto es que existen personas reales que dedican su vida a monitorear los objetos cercanos a la tierra (NEOs, por sus siglas en inglés) y experimentar técnicas para evitar o mitigar un posible impacto.


Tal es el caso de NEOShield, una iniciativa de fondos comunitarios que funciona desde el 2012 bajo la coordinación de la Agencia Espacial Alemana (DLR) y el Instituto de Investigación Planetaria en Berlín. El proyecto tiene como objetivo realizar un análisis detallado sobre las técnicas que se podrían implementar para evitar o mitigar el impacto de un cuerpo celeste en el planeta. En los laboratorios se monitorean y analizan los comportamientos de los objetos cercanos a la tierra, a la vez que se diseñan estrategias para, en caso de ser necesario, cambiar su rumbo.

“Todos los días nuestro planeta sufre impactos de objetos cercanos a la Tierra. Pero se trata de NEOs muy pequeños y la mayoría no llega a la superficie porque se quema en la atmósfera. Cuando un NEO llega a la superficie se clasifica como meteorito” explica la organización y concluye que “todo es cuestión de probabilidades”.

Lo primero que se analiza al detectar un cuerpo extraño que se aproxima a la Tierra es su tamaño. Si es pequeño se desintegra en la atmósfera, sin capacidad de coalición, pero si es más grande las posibilidades de desintegración se acortan. En estos casos es necesario implementar técnicas de desviación para evitar el impacto.

NEOShield trabaja realizando pruebas que buscan establecer las mejores técnicas para prevenir los ataques. Hasta el momento ha presentado varias propuestas, algunas de ellas insólitas y dignas de ciencia ficción. Ante un posible impacto la organización plantea la posibilidad enviar aeronaves que golpeen a los meteoritos o que tengan en su interior tractores gravitacionales. En ambos casos se desviaría el rumbo del asteroide.

Pero eso no es todo. Una de las técnicas que se encuentran estudiando es el uso de rayos láser. Estos servirían para destruir o evaporar el material que cubre la superficie de la roca y el mismo gas desprendido de este proceso posibilitaría mover el cuerpo. Otra idea incluye el atraer energía solar a la roca a través de espejos o lentes que se depositarían mediante una nave. Por último, una de las técnicas más estudiadas y que se debate desde hace algún tiempo es la de hacer explotar el asteroide con materia nuclear, pero esto podría fragmentarlo en pedazos y hacer que su coalición sea aún más nociva para el planeta.

Si bien cada una de estas técnicas todavía se encuentra en período de análisis, la idea de dicho proyecto es ofrecer una solución a los científicos que hasta el momento no han podido demostrar la viabilidad de estas propuestas.


El próximo asteroide en rozar la Tierra será el Apophis en 2029. Los científicos dicen que lo tienen controlado, de lo contrario puede ser el momento de poner a prueba algunas de estas curiosas técnicas. 

Página del proyecto NEOShield




No hay comentarios: