viernes, 2 de junio de 2017

La industria solar está aumentando más empleos en los EE.UU. que su economía en conjunto

Un nuevo informe publicado por la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA) revela que los empleos solares en los Estados Unidos (y otras naciones) se están expandiendo rápidamente.

En noviembre de 2016, la industria solar estadounidense empleó a 260.077 trabajadores. Se trata de un aumento del 24,5 por ciento respecto al 2015, con una
tasa de crecimiento que es 17 veces más rápida que la economía de Estados Unidos en su conjunto.

Los sectores:

La mayor parte de estos puestos de trabajo (241.900) fueron en energía solar fotovoltaica, con 13.000 adicionales en calefacción y refrigeración solar, y los restantes 5.200 en energía termosolar de concetración (CSP).


Más de la mitad de esos trabajos solares en los EE.UU. fueron en el área de instalación, otro 15 por ciento en la industria manufacturera, un 13 por ciento en desarrollo de proyectos, un 12 por ciento en ventas y distribución, y un 6 por ciento final en otras áreas, incluyendo investigación y desarrollo.

Ventajas: buena remuneración

La luz solar que es recolectada por los sistemas solares, es obviamente gratuita; esto hace que los costos laborales y los materiales sean las principales áreas de gasto en esa industria. A medida que los costos de los materiales continúan disminuyendo, los empleos solares siguen siendo un área bien compensada para los trabajadores manuales.

La mano de obra solar también se está volviendo más diversa, con un 28 por ciento de mujeres trabajadoras en 2016, frente al 19 por ciento del 2013, con un 33,8 por ciento en el área de ventas y distribución.

Esto significa que más mujeres tienen empleos en la energía solar que en la industria de energía convencional, aunque todavía están un poco atrás de su representativo de un 47 por ciento en la economía de los EE.UU.

Energía eólica:

Los trabajos solares no son la única área próspera en la economía estadounidense en este momento, el empleo de la industria eólica produjo alrededor de 102.500 puestos de trabajo en 2016, número que la agencia IRENA llevará a 147.000 para el 2020 con sus nuevos proyectos.

Etanol:

Por su parte los empleos en la industria del etanol disminuyeron a pesar del aumento de la producción que trajo el alza de la productividad laboral; la mayoría de los empleos relacionados con el etanol (unos 161.700) se encontraron en la agricultura, con unos 35.000 empleos en la producción directa de etanol.

Por otro lado, el aumento en un veintitrés por ciento más de producción de biodiesel en 2016, significó un 23 por ciento de aumento de empleos en esa área, cerca de 61.100 en total, con casi 80.000 sumando los directos e indirectos en biomasa sólida.

Por último, en 2016 hubieron unos 7.000 empleos en la industria del biogás en los Estados Unidos.

A futuro:

Los empleos en combustibles fósiles desaparecen a medida que sus fuentes se vuelven más escasas y otras opciones menos costosas se hacen disponibles.

A medida que la investigación y desarrollo venza más los obstáculos para traer la energía de fuentes renovables al juego y los precios sigan bajando, podremos esperar ver muchos más puestos de trabajo en las energías renovables.


💚 Son más seguras, más sanas y más sostenibles que los empleos en la industria de combustibles fósiles, por lo que esto es ideal tanto para nuestra fuerza de trabajo como para el planeta.



Descubre también:

Ivanpah: la megaplanta de energía solar de los EE.UU.

- Japón convierte campos de golf abandonados en plantas solares

- El techo verde más grande del mundo se contruye en Silicon Valley



-DESCUBRE TU MUNDO-

No hay comentarios: