miércoles, 22 de mayo de 2013

Xbox One, detalles y cambios de la nueva consola de Microsoft



La flamante y recién anunciada consola de Microsoft, Xbox One, no será capaz de reproducir los juegos de la consola de generación anterior, es decir, la Xbox 360. El portal tecnológico «Mashable» señaló que después de la presentación oficial, un portavoz de Microsoft apuntó que debido a la arquitectura de ambos dispositivo es que se genera la incompatibilidad.

Por un lado, la Xbox One está diseñada con arquitectura x86 con un nuevo chip de ocho núcleos. Y por otra parte, la predecesora tiene un procesador de Xenon con arquitectura PowerPC. «El hardware de la Xbox One no es compatible con los juegos de Xbox 360. Diseñamos One para jugar una nueva generación de juegos, que están diseñados para sacar el máximo provecho a los procesador y al poder de la nube», dijo.

El directivo considera que aunque los usuarios hayan realizado un gran esfuerzo económico en los antiguos juegos igual se inclinarán a apoyar los nuevos. Sin embargo, aunque actualmente no ha soporte, es posible que en futuro si lo haya ya que las puertas están abiertas. Microsoft desveló este martes su nueva generación de consolas después de ocho años en «silencio». Y no sólo se ha atrevido en el sector de los videojuegos sino que ha presentado lo que consideran como un «sistema de entretenimiento» ya que integra TV, Sonido y videojuegos.

Sin manos:

Realmente, uno de los aspectos que llaman la atención de la Xbox One es el sensor Kinect, que deberá estar siempre conectado para que la consola funcione. Cada consola vendrá con un Kinect incluido que es «más preciso, intuitivo y sensible». Mejora la captación de voz y movimiento, esto permitirá una interacción más «atrevida» con el sistema.

Según reseñan desde Microsoft, este Kinect mejorado funciona «prácticamente en cualquier iluminación» y reconoce con mayor precisión el movimiento. Marc Witthen, vicepresidente de Xbox Live, explicaba en la presentación que este Kinect incluye un «revolucionario» sistema de detección esquelético que reconoce movimientos de articulaciones, como un ligero quiebre de muñeca e incluso el ritmo cardíaco del jugador.

Parte de esta evolución tiene que ver como la cámara HD de 1.080p y con los 2 Gb de datos por segundos que procesa para comprender el mundo que «ve», por lo que permite mejor respuesta a los movimientos del usuario. Esto significa que pueden controlarse juegos con el cuerpo.

No hay comentarios: