lunes, 29 de abril de 2013

Analisis al Optimus G de LG: un smartphone de lujo

El ‘smartphone’ de lujo, que superó el millón de ventas tras su lanzamiento mundial. ¿Revancha de la coreana en un negocio controlado por Apple y Samsung? ¿De qué está hecha esta nueva generación de móviles? Registro de un equipo que también sirve para llamar.




“Hemos tenido problemas de diseño, de desarrollo o materiales, pero éste lo supera todo”: más que una autocrítica, la frase se convierte en una advertencia de los ejecutivos de LG Mobile para su competencia y en una magnífica propuesta para los consumidores de tecnología. En pocas palabras, el as bajo la manga, el buque insignia, la joya de la corona y un sinnúmero más de apelativos, es lo que significa el Optimus G para la coreana.

El smartphone de lujo, fué lanzado mundialmente a finales del año pasado, —con una pantalla de 4,7 pulgadas, resolución de 768 x 1280, procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro Quad-Core, cámara de 13 megapixeles, memoria interna de 32 Gb y un diseño elegante que combina un fondo negro brillante con delgadas líneas plata en sus laterales, heredado de una alianza de diseño hecho con Prada— toda una máquina que pone el mundo de la tecnología en sus manos y a su servicio.

“Es lo más alto en innovación que puede ofrecer LG Mobile”. Claro, se refiere a lo que la empresa ha hecho público, pues Yoon Bu-hyun, vicepresidente mundial del negocio de telefonía móvil de la multinacional, aseguró que la compañía viene trabajando con su filial LG Display Co. para introducir al mercado un teléfono inteligente con una pantalla OLED flexible y que llegaría en el cuarto trimestre de este año.

Optimus G sigue la tendencia de los equipos de su gama: es grande, con una cámara fotográfica potente, un procesador que soporta el uso y el abuso, diseño cuadrado cubierto de cristal, 145 gramos de peso, batería interna que alcanza a durar un día si se navega en redes sociales y páginas web, llama y toma fotografías. Se complementa con aplicaciones propias que logran descrestar y convertirlo, si se tienen más productos de la marca, en el control remoto de todos los demás.

Una de las aplicaciones más atractivas, y que lo hacen diferente de los otros teléfonos, es QSlide. Con ella se puede tener abiertas hasta tres pequeñas pantallas de distintas funciones en el panel de control, interactuar entre ellas sin que una bloquee a la otra, agrandarlas o reducirlas y, por si fuera poco, desvanecer la intensidad de la imagen para cuando, por ejemplo, está haciendo mucho sol y brilla la pantalla. La llaman un cross-tasking, algo así como tareas cruzadas. Con ella podrá chatear, ver un video y mandar un correo a la vez. Un verdadero multitarea.

Las dos cámaras que trae permiten hacer teleconferencias. Y la calidad, aunque depende de la red de datos o el wifi que se tenga, es bastante buena. El cuaderno o bloc de notas permite usar sus dedos como si fuera un bolígrafo con distintos tipos de trazos y 18 colores de tinta. El Quick Translator permite capturar imágenes de palabras, líneas o párrafos a manera de fotografía, para que el teléfono los traduzca de inglés a español o viceversa.

Es un poco más pesado que sus competidores directos (iPhone 5 y Galaxy SIII,S4), un tanto resbaladizo.

Con este teléfono se puede reproducir imagen ultra-HD en el televisor. El asistente de video es maravilloso para quienes necesitan fabricar contenido audiovisual en pocos segundos o minutos. Es similar al iMovie —hay que pagar US$5 en la AppStore de Apple— y permite tomar una seguidilla de fotos, poner un audio de su playlist e integrarlo con efectos para componer un video de alta calidad. Puede agregar texto y tendrá un producto con resolución de hasta 1280 x 720 en HD. Sólo por esta propuesta, el teléfono ya se asegura seguidores.

El equipo trae mucho más. Posibilita hacer un backup programado de toda su información y cuenta con el tradicional buscador por voz y una aplicación con la que sólo basta decir “cheese”, “smile”, “whisky” o “LG” para que tome la foto. Optimus G entra a las grandes ligas de los inteligentes de moda. Lo bueno es que es una máquina que también sirve para llamar.






Optimus G frente a la competencia:


Artículo redactado por elespectador

No hay comentarios: