domingo, 31 de marzo de 2013

Imagen de la semana: Crucifixión de hombres en Filipinas


Desde hace décadas, hombres y mujeres participan en una intensa celebración para dar gracias a Dios cada Semana Santa
En viernes Santo, los hombres filipinos permiten que los crucifiquen en zonas como la provincia de Pampanga como una forma de dar gracias a Dios.

A menudo, los participantes oran durante su crucifixión, lo cual, según ellos, los ayuda a superar el dolor.
Puede tomar dos semanas para que se recuperen de las heridas, aunque los penitentes consideran el dolor un precio bajo por agradecer a Dios.



Algunos han descrito el acto de autoflagelación y crucifixión como una locura, pero las creencias locales están arraigadas en relaciones personales con Dios.

No hay comentarios: