jueves, 17 de enero de 2013

Intel desarrolla tecnología láser para mejorar sus servidores


Trabaja en el uso de materiales fotónicos de silicio para utilizar en los enlaces de los componentes que forman parte de las placas base de los servidores. 


Intel está dando los primeros pasos para implementar la fibra óptica que utilizará láser y luz como un sistema de comunicación para mover la información entre los componentes de los ordenadores, remplazando la tecnología actual que está formada por pistas y cableado de cobre.

La tecnología fotónica de silicio formará parte de una nueva generación de servidores de los que se espera que sean más rápidos, tanto subsistemas de procesamiento como de almacenamiento, según ha destacado Justin Rattner, jefe de tecnología de Intel, durante una presentación realizada en el Open Compute Summit, que se celebra estos días en California. 

En dicha conferencia, Intel y el fabricante de servidores Quanta Computer están mostrando un prototipo de servidor con arquitectura rack que es capaz de mover datos utilizando módulos ópticos. El servidor utiliza un switch de silicio de Intel y soporta la generación de procesadores actuales Xeon y Atom de Intel. Esta nueva arquitectura es el resultado de más de una década de investigación y desarrollo por parte de los laboratorios de Intel Labs. Rattner ha destacado que las velocidades de interconexión viables podrían alcanzar los 100 Gbps, y transferir datos a velocidades muy altas mientras se utiliza menos energía en comparación con el sistema de cableado actual. La tecnología podría también consolidar la utilización de fuentes de alimentación y ventiladores, reduciendo los costes adicionales de estos componentes.   

Intel está trabajando con Facebook para definir la tecnología de los nuevos servidores que liderarán el futuro de la informática, las redes y las fuentes de almacenamiento. Las conexiones de gran ancho de banda ofrecidas por la fotónica de silicio van a ser claves para acercar las tecnologías a las necesidades actuales. Los componentes necesitan trabajar juntos en la gestión de energía, soportando protocolos similares, y permitiendo el balanceo de carga para optimizar al máximo las transferencias de los datos entre todas las partes implicadas. Existen varios protocolos que podrían ser soportados para estas transferencias de alta velocidad, incluyendo InfiniBand, Ethernet y PCI Express.  

Otro de los grandes problemas a la hora de implementar esta nueva tecnología radica en la miniturización de la electrónica, dado que la interconexión interna de los componentes requiere de sistemas más complejos, de manera que las frecuencias de reloj no sufran limitaciones. Los enlaces fotónicos de silicio podrían alcanzar los 50 Gbps, la conexión de datos óptica más veloz basada en rayos láser integrados.  

Aunque su desarrollo es similar a la tecnología conocida como Light Peak, basada en la transmisión de datos por haces de luz, Light Peak es una conexión óptica multiprotocolo de 10 Gbps que ha visto la luz ya, mientras que la fotónica de silicio busca su implantación en las comunicaciones a mayor escala. 

Las implementaciones iniciales podrían ser caras, además de verse en la necesidad de introducir protocolos que puedan habilitar la alta velocidad en la transferencia de datos sobre fibra óptica. Es por este motivo por el que se habla que por el momento serían implementaciones a gran escala, en servidores de gran envergadura.

IDG computerworld

No hay comentarios: